*02-10-2021

Lei alguna vez por ahi que la promesa y la esperanza de una mejor vida siempre estará centrada en un pasado doloroso ya superado, pero nunca olvidado.

Creo que esa filosofía es adecuada en este día, ya que justamente hoy 10 de Febrero mamá hubiera cumplido otro año mas de vida.

En estos últimos 5 años, los meses de Febrero y Marzo siempre me golpean fuerte y este año no es la excepción….me imagino que los próximos seguirán sido iguales o peores.

Mi vida tiene dos etapas, la primera con mamá y la segunda después de mamá. La segunda es obviamente la mas difícil, las mas dura.

Su ultimo cumpleaños en vida no lo pude pasar con ella….me toco salir un poco tarde de mi trabajo. Mamá me llamo varias veces y me pidió que aunque salga tarde que igual intente pasar por el restaurante donde ella y mi hermana iban a cenar juntas. Mamá eligió uno de sus restaurantes favoritos, un restaurante super conocido en Virginia de comida estilo Pekin. Lo irónico es que justamente al frente de ese restaurante se encuentra la iglesia en la cual en menos de un mes el cuerpo sin vida de mamá iba recibir su ultimo adios.

Esa noche creo que termine de trabajar como a las 10 o 10:30 algo así — Ya entonces la cena había concluido y ellas ya estaban de vuelta en sus apartamentos.

Recuerdo que la llame al salir del trabajo mientras caminaba hacia el metro para tomar el tren a casa. Hablamos alrededor de unos 10-15 minutos… me comento que le gusto su cena, pero note en su voz que falto algo — ella no necesitaba decirme nada, yo la entendía super bien, creo que los dos nos entendíamos super bien sin tener que decir mucho.

Era obvio que ella hubiera preferido que los tres hubiéramos compartidos esa cena juntos, pero ella entendía muy bien la rutina de vida de este país y no me reprocho por no haber podido escaparme del trabajo temprano. No era la primera vez que yo tuve que faltar a una cena o algún almuerzo por causa de trabajo. Obviamnete yo no tenia la menor idea que ese seria su ultimo cumpleaños con vida.

El fin de semana siguiente me encontré con ella como solía ocurrir casi todos los fines de semana, pero no era lo mismo. No haber compartido con ella su ultimo cumpleaños en persona me sigue atormentando.

Después de su muerte mi rutina de trabajo siguió siendo igual. Continue saliendo del trabajo tarde, continue caminando hacia el metro tomando la misma ruta de aquella noche de aquel Miércoles, 10 de Febrero en 2016 — caminando solo por la noche después de un largo día de trabajo. Caminando por la fría oscuridad de aquellos inviernos de Washington…recordando nuestra conversación de esa noche de su cumple, pensándola, extrañándola y arrepintiéndome de muchas cosas.

Fue en una de esas caminadas hacia el metro que decide ya no postergar mas mis planes de moverme a New York. Llegue a la conclusión que este era el momento indicado de poner en marcha los planes de exilio…exiliarme de todo aquello que me haga recordar a mamá — alejarme de aquellas calles de Washington, Virginia y toda mi rutina.

Cerrar una etapa y comenzar otra no es fácil, pienso que la mejor manera de encontrar un nuevo camino es mirar hacia atrás y encontrar como construir un puente emocional por el cual transcurrir, y tal vez así poder dar una transición hacia el futuro.

Aunque trato de evitar mirar hacia atrás y de no vivir de nostalgias, pero es super difícil especialmente cuando cargas contigo tanta carga emocional y los pecados del pasado. Peor aun cuando cargas contigo los daños que tu mismo te haz causado a través de los años.

Mantener el equilibrio entre la depresión y el dolor es un trabajo diario: Es muy importante estar siempre pendiente de tus pensamientos, de tus sentimientos y controlar tu mente para que no te lleve a sitios oscuros. Quizás solamente personas que han experimentado grandes pérdidas o terribles desastres podrán entender a lo que me refiero.

Todavía recuerdo sus rostro como si la hubiera visto ayer. Recuerdo sus manos y todas sus peculiaridades. Su manera de preocuparse por mi bienestar. Es justamente en fechas como esta que mi mente se llena de recuerdos, nostalgias y arrepentimientos. Pienso que en cierta forma nunca llegue a cumplir las expectativas que mamá había puesto en mi.

Pienso que ella esperaba tanto de mi. Mi nivel intelectual siempre fue alto, quizás es el mas alto de toda mi familia…. ¿pero que hice con el? ¿Que hice con tanto talento? Absolutamente nada importante. Me dedique a perseguir faldas, amores de una noche, fiestas y resacas. Me dedique a no cumplir sus expectativas.

Por otro lado, esa frustración de no haber cumplido con muchas promesas me sostiene y me llena de energía. Escucho los cientos de mensajes de voz que aun conservo guardados. Los escucho y es como si ella estuviera hablándome desde el mas allá, dándome aliento, diciéndome que todavía me queda mucho tiempo, y que el ultimo capitulo todavía no se ha escrito.

Algunos la recordaran en su cumpleaños, tal vez la recordaran en el día de los muertos o tal vez la recordaran para navidad. Sin embargo, yo la recuerdo todos los días. Esta conmigo siempre: En el cafe de cada mañana….cuando camino por las calles de New York, cuando me paro y miro a los rascacielos imponentes de esta inmensa metropolis y suspiro en su memoria, agradeciendole por haberme traido a este pais.

Me recuerdo a mi mismo que estoy acá, viviendo en la ciudad mas grande y mas importante del mundo. Vivo una vida envidiable, gracias a ti. Vivir en New York no es fácil, no es para cualquiera. Esta ciudad es dura y te pone apruebas constantemente. Solamente los fuertes sobreviven New York, y me siento súper orgulloso de haber logrado tanto en tan poco tiempo.

Las cosas que e logrado en estos últimos ańos en New York sobrepasan los logros de todo el tiempo que viví en Washington. Acá encontré mi camino, me encontré conmigo mismo. Y sobre todo encontré la forma de reconciliarme con mi pasado. Tu me diste esta oportunidad de estar donde estoy. Tu coraje y tu pasión por vivir hizo posible todo lo que existe a mi alrededor….eres tu y solamente tu la razón de todo.

Hoy es 10 de Febrero y estas acá conmigo. Siento tristeza, siento dolor y nostalgia — pero ya no me siento tan solo. Me conoces mejor que nadie. Sabes de todas las cosas que estoy haciendo, las cosas que he logrado después que te fuiste. Sabes de las victorias grandes y pequeñas. Sabes que las promesas incumplidas serán cumplidas pronto.

Recordarte me llena de esperanza, así como dije al principio que la promesa y la esperanza de una mejor vida siempre estará centrada en un pasado doloroso ya superado, pero nunca olvidado.

Eso es precisamente el motor de mi vida: El dolor y la esperanza.

El dolor ya lo manejo bien, especialmente cuando escribo y me desmorono emocionalmente escribiendo solamente para mi. Cuando abro mis venas escribiendo en este blog y al final no publico lo que escribo y lo guardo para mi. Lo mucho que trabajo en ese guion que llevo tiempo escribiendo, o en el manuscrito que quisiera darle una mejor estructura y convertirlo en un libro. no se…veremos.

Pero la esperanza es la clave de todo. La esperanza hacia lo que está por venir. Por que tu, mamá, indirectamente, me enseñaste que la esperanza es exactamente lo que nos permite ir más allá de nuestros límites. Y curiosamente, es así que me doy cuenta que todavía sigo aprendiendo mucho de ti.

Happy Birthday Mom!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s