*02-10-2021

Lei alguna vez por ahi que la promesa y la esperanza de una mejor vida siempre estará centrada en un pasado doloroso ya superado, pero nunca olvidado.

Creo que esa filosofía es adecuada en este día, ya que justamente hoy 10 de Febrero mamá hubiera cumplido otro año mas de vida.

En estos últimos 5 años, los meses de Febrero y Marzo siempre me golpean fuerte y este año no es la excepción….me imagino que los próximos seguirán sido iguales o peores.

Mi vida tiene dos etapas, la primera con mamá y la segunda después de mamá. La segunda es obviamente la mas difícil, las mas dura.

Su ultimo cumpleaños en vida no lo pude pasar con ella….me toco salir un poco tarde de mi trabajo. Mamá me llamo varias veces y me pidió que aunque salga tarde que igual intente pasar por el restaurante donde ella y mi hermana iban a cenar juntas. Mamá eligió uno de sus restaurantes favoritos, un restaurante super conocido en Virginia de comida estilo Pekin. Lo irónico es que justamente al frente de ese restaurante se encuentra la iglesia en la cual en menos de un mes el cuerpo sin vida de mamá iba recibir su ultimo adios.

Esa noche creo que termine de trabajar como a las 10 o 10:30 algo así — Ya entonces la cena había concluido y ellas ya estaban de vuelta en sus apartamentos.

Recuerdo que la llame al salir del trabajo mientras caminaba hacia el metro para tomar el tren a casa. Hablamos alrededor de unos 10-15 minutos… me comento que le gusto su cena, pero note en su voz que falto algo — ella no necesitaba decirme nada, yo la entendía super bien, creo que los dos nos entendíamos super bien sin tener que decir mucho.

Era obvio que ella hubiera preferido que los tres hubiéramos compartidos esa cena juntos, pero ella entendía muy bien la rutina de vida de este país y no me reprocho por no haber podido escaparme del trabajo temprano. No era la primera vez que yo tuve que faltar a una cena o algún almuerzo por causa de trabajo. Obviamnete yo no tenia la menor idea que ese seria su ultimo cumpleaños con vida.

El fin de semana siguiente me encontré con ella como solía ocurrir casi todos los fines de semana, pero no era lo mismo. No haber compartido con ella su ultimo cumpleaños en persona me sigue atormentando.

Después de su muerte mi rutina de trabajo siguió siendo igual. Continue saliendo del trabajo tarde, continue caminando hacia el metro tomando la misma ruta de aquella noche de aquel Miércoles, 10 de Febrero en 2016 — caminando solo por la noche después de un largo día de trabajo. Caminando por la fría oscuridad de aquellos inviernos de Washington…recordando nuestra conversación de esa noche de su cumple, pensándola, extrañándola y arrepintiéndome de muchas cosas.

Fue en una de esas caminadas hacia el metro que decide ya no postergar mas mis planes de moverme a New York. Llegue a la conclusión que este era el momento indicado de poner en marcha los planes de exilio…exiliarme de todo aquello que me haga recordar a mamá — alejarme de aquellas calles de Washington, Virginia y toda mi rutina.

Cerrar una etapa y comenzar otra no es fácil, pienso que la mejor manera de encontrar un nuevo camino es mirar hacia atrás y encontrar como construir un puente emocional por el cual transcurrir, y tal vez así poder dar una transición hacia el futuro.

Aunque trato de evitar mirar hacia atrás y de no vivir de nostalgias, pero es super difícil especialmente cuando cargas contigo tanta carga emocional y los pecados del pasado. Peor aun cuando cargas contigo los daños que tu mismo te haz causado a través de los años.

Mantener el equilibrio entre la depresión y el dolor es un trabajo diario: Es muy importante estar siempre pendiente de tus pensamientos, de tus sentimientos y controlar tu mente para que no te lleve a sitios oscuros. Quizás solamente personas que han experimentado grandes pérdidas o terribles desastres podrán entender a lo que me refiero.

Todavía recuerdo sus rostro como si la hubiera visto ayer. Recuerdo sus manos y todas sus peculiaridades. Su manera de preocuparse por mi bienestar. Es justamente en fechas como esta que mi mente se llena de recuerdos, nostalgias y arrepentimientos. Pienso que en cierta forma nunca llegue a cumplir las expectativas que mamá había puesto en mi.

Pienso que ella esperaba tanto de mi. Mi nivel intelectual siempre fue alto, quizás es el mas alto de toda mi familia…. ¿pero que hice con el? ¿Que hice con tanto talento? Absolutamente nada importante. Me dedique a perseguir faldas, amores de una noche, fiestas y resacas. Me dedique a no cumplir sus expectativas.

Por otro lado, esa frustración de no haber cumplido con muchas promesas me sostiene y me llena de energía. Escucho los cientos de mensajes de voz que aun conservo guardados. Los escucho y es como si ella estuviera hablándome desde el mas allá, dándome aliento, diciéndome que todavía me queda mucho tiempo, y que el ultimo capitulo todavía no se ha escrito.

Algunos la recordaran en su cumpleaños, tal vez la recordaran en el día de los muertos o tal vez la recordaran para navidad. Sin embargo, yo la recuerdo todos los días. Esta conmigo siempre: En el cafe de cada mañana….cuando camino por las calles de New York, cuando me paro y miro a los rascacielos imponentes de esta inmensa metropolis y suspiro en su memoria, agradeciendole por haberme traido a este pais.

Me recuerdo a mi mismo que estoy acá, viviendo en la ciudad mas grande y mas importante del mundo. Vivo una vida envidiable, gracias a ti. Vivir en New York no es fácil, no es para cualquiera. Esta ciudad es dura y te pone apruebas constantemente. Solamente los fuertes sobreviven New York, y me siento súper orgulloso de haber logrado tanto en tan poco tiempo.

Las cosas que e logrado en estos últimos ańos en New York sobrepasan los logros de todo el tiempo que viví en Washington. Acá encontré mi camino, me encontré conmigo mismo. Y sobre todo encontré la forma de reconciliarme con mi pasado. Tu me diste esta oportunidad de estar donde estoy. Tu coraje y tu pasión por vivir hizo posible todo lo que existe a mi alrededor….eres tu y solamente tu la razón de todo.

Hoy es 10 de Febrero y estas acá conmigo. Siento tristeza, siento dolor y nostalgia — pero ya no me siento tan solo. Me conoces mejor que nadie. Sabes de todas las cosas que estoy haciendo, las cosas que he logrado después que te fuiste. Sabes de las victorias grandes y pequeñas. Sabes que las promesas incumplidas serán cumplidas pronto.

Recordarte me llena de esperanza, así como dije al principio que la promesa y la esperanza de una mejor vida siempre estará centrada en un pasado doloroso ya superado, pero nunca olvidado.

Eso es precisamente el motor de mi vida: El dolor y la esperanza.

El dolor ya lo manejo bien, especialmente cuando escribo y me desmorono emocionalmente escribiendo solamente para mi. Cuando abro mis venas escribiendo en este blog y al final no publico lo que escribo y lo guardo para mi. Lo mucho que trabajo en ese guion que llevo tiempo escribiendo, o en el manuscrito que quisiera darle una mejor estructura y convertirlo en un libro. no se…veremos.

Pero la esperanza es la clave de todo. La esperanza hacia lo que está por venir. Por que tu, mamá, indirectamente, me enseñaste que la esperanza es exactamente lo que nos permite ir más allá de nuestros límites. Y curiosamente, es así que me doy cuenta que todavía sigo aprendiendo mucho de ti.

Happy Birthday Mom!!

*Mayo Siempre es Duro

Este confinamiento me pone mucho mas reflexivo que antes…. Me paso este mes reflexionando sobre esta crisis global por la que estamos viviendo, y no puedo evitar sentir cierto alivio que mamá no este pasando por estos momentos de tanta incertidumbre. Me imagino la ansiedad que ella estuviera sintiendo en estos momentos, y en cierta forma me alegra que no este sufriendo ni pasando por esta experiencia con aires apocalípticos por la que estamos viviendo.

Pero al mismo tiempo, extraño mucho a mi madre, y daría cualquier cosa por escuchar su voz una vez mas — Escuchar en el tono de su voz esa preocupación por mi bienestar que yo solía sentir al escuchar su voz cuando me llamaba. Especialmente en estos meses que me he sentido un poco down, no sintiéndome muy bien. 

Pero ahora ya me encuentro razonablemente mejor. Volviendo a sentirme mas normal. 

El mes de Mayo siempre es duro… es el mes de las madres. Ya han pasado cuatro largo y miserables años desde que mamá se fue. 

Digo que han sido miserables por la falta que ella me hace, y no por la calidad de vida que llevo, la cual es mucho mejor que antes. Mas bien me refiero al luto que llevo conmigo permanentemente. 

Y no puedo evitar sentirme solo…. pensar que la única persona que estaba dispuesta a dar su vida por mi, ya no existe.

Aunque se muy bien que no estoy solo — que tengo gente cerca que me aprecia y disfruta mi compañía. Mi soledad esta centrada en una nostalgia de algo y alguien que ya no existe. Entiendo muy bien la naturaleza de la vida….pero eso no quiere decir que la acepte. 

Vivir es una experiencia solitaria — Todo lo que sentimos y todas nuestras experiencias como seres humanos son experiencias solitarias. Nacemos, vivimos y morimos solos…sin importar cuantas personas tengamos a nuestro alrededor. Cargamos con todo el peso de nuestra humanidad solos.

Mi única familia inmediata por 24 años fueron solamente mi madre, mi hermana y nadie mas. Fuimos una familia de tres y ahora quedamos dos. Recogiendo los pedazos y empezando de nuevo lentamente…. día por día, semana tras semana, mes por mes, año tras año. 

Ahora mi madre ya no existe, y mi hermana vive en otra ciudad lejos de aquí. 

Vivo lejos de todo lo que por 24 años fue nuestro hogar. Lejos de aquellas calles, edificios, restaurantes, y lugares que siempre me recordaran a mamá. Tenia que alejarme de todo aquello que me traiga recuerdos de momentos vividos, las alegrías, las tristezas y todas aquellas experiencias compartidas.

El exilio era mi única opción — y quizás por eso es que me siento tan solo….  

Mi soledad es triste, pero es justa. Es lo que yo quería, es lo que yo busque, es lo que yo necesitaba.

Yo todavía era un niño cuando mamá tomo la audaz decision en dejar toda una vida atrás — dejar a su familia y emigrar a Virginia. Se enfrento a la realidad de un mundo desconocido e incierto completamente sola — Y lo hizo con huevos de hierro. 

Todavía recuerdo esa noche oscura y tibia, cuando nos despedimos de la familia en el aeropuerto. 

Esa noche en al aeropuerto parecía que aquellas despedidas eran solamente algo provisional, y no adios un para siempre. 

En esa noche oscura y tibia de Febrero, mamá abrazo y sintió el calor de su familia por ultima vez —Después de esa noche, mamá nunca mas volvió a ver a su familia.

Dia de las Madres (Mayo, 2007)

Pero al mismo tiempo, se muy bien que ella estaba feliz con su vida en Estados Unidos…. con su estilo de vida, y con su rutina. Estaba resignada a vivir acá con sus dos hijos — Muchas veces me confeso sus deseos de vivir el resto de sus días cerca de nosotros. Me hablo tantas veces de lo que teníamos enfrente por lograr los tres. Ella quería que volvamos los tres a vivir bajo el mismo techo…. quizás para mi hubiera sido un poco difícil, por que yo ya tenia planes de mudarme a New York City—su muerte, acelero mi cambio de ciudad. Pero al mismo tiempo, estoy completamente seguro que mi hermana y ella hubieran vuelto a vivir juntas eventualmente, de eso no tengo la menor duda. 

En estos momentos de tanta incertidumbre, me imagino a mamá sentada sublimemente en el balcón de su apartamento — en ese apartamento donde ella vivió sus últimos años sola, la imagino un poco triste, con su mente envuelta en pensamientos de nostalgia y soledad. Me imagino a mamá recordando esa noche oscura y tibia de Febrero, cuando abrazo y sintió el calor de su familia por ultima vez. 

Mis intensas y personales conversaciones con mamá durante tantos años viven permanentemente en mi conciencia. Es allí donde ella sigue existiendo. Es allí donde nos volvemos a encontrar… donde volvemos a conversar intensamente.

Eso es lo mágico de la perdurabilidad de su memoria — Es precisamente allí donde, a mi parecer, reside eternamente el verdadero amor.

Quizás por eso es que me he puesto a pensar últimamente en la nostalgia y soledad que mamá debió haber sentido en todos esos 24 años lejos de su familia. Puedo entender muy bien lo que ella debió haber sentido. Tal vez por que ella y yo compartimos muchas cosas en común — una sensibilidad profunda por el pasado, por ejemplo.

Siempre fuimos nostálgicos por naturaleza.

Admiro su fortaleza por haber dejado una vida atrás y empezar de nuevo con garra y tenacidad. Admiro su incansable búsqueda por ser feliz, y por una mejor vida — Para mi, todo eso es como una fusion nuclear de inspiración para seguir viviendo. Las promesas incumplidas ahora están envueltas en nostalgias. 

Emigrar a este país fue algo que me toco tiempo entender bien, y dejarme acá solo, fue como un regalo que estoy recién aprendiendo a apreciar. Y ahora mas que nunca…entiendo mas claramente a mi madre. 

¿Pero cómo no voy a entenderte mamá?…..Si tu y yo compartimos esa misma nostalgia y soledad.

Dia de las Madres (Mayo, 2011)

*Cronofobia En Fin de Año

Cronofobia: Miedo irracional y enfermizo al paso del tiempo que crea ansiedad a la persona que lo sufre.

Eso es exactamente lo que estoy sintiendo últimamente; una cronofobia aguda.

Me obsesiona el paso del tiempo, es una idea constante en mi cabeza. Según vas creciendo, cumpliendo años vas viendo el paso del tiempo como algo mas alarmante y al mismo tiempo como algo aterrodador….aunque es importante notar que no es un miedo a envejecer, para nada. Envejecer es un concepto que no me asusta, especialmente cuando considero tener una calidad de vida relativamente buena y mejor que antes. Mas bien es una cronofobia concentrada en el miedo de que se acabe el tiempo sin cumplir las cosas que quiero hacer. Especialmente en fechas como estas, en el mes de Noviembre que acaba de pasar observe el mes de mi nacimiento y en este mes de Diciembre observamos el fin de un año mas. El fin de otra decada, y el 2020 ya esta a la vuelta de esquina.

Pensar y tener planes a largo plazo puede ser un poco aterrador. Puedo decir que todavia no me ha llegado esa crisis existencial que suele ocurrir con tipos de mi edad, y aunque me concentro muchisimo revisando pasajes claves de mi pasado mas reciente, pasajes que me hacen recordar momentos criticos de mi vida. En 2010 cerré una etapa y abrí otra, decidi tomar otro rumbo, el cual ha sido un camino de casi diez años. Un día me desperté y me di cuenta que ya no me gustaba nada y necesitaba hacer cambios. Decidí cambiar el rumbo, cambiar mi estilo de vida y reinventarme.

Ese cambio de rumbo produjo momentos criticos en mi vida personal, y mas aun si hablamos de la muerte de mi madre en el 2016, que fue el punto mas bajo de toda mi existencia. Fueron momentos muy duros donde la tristeza, el duelo y la desolación clavaron su bandera en mi vida, y ahora mis días se componen de todos esos elementos, aunque en realidad es el duelo el que más pesa en esta balanza.

Despues de la muerte de mi madre mi vida cambió violentamente, de esa experiencia llegaron cambios que giraban alrededor de mi forma de vivir y ver la vida. Soy un poco alarmista cuando hablo de mi estado de animo, pero immediatamente después de su muerte empeze a ver la vida más cerca de la tristeza que de la alegría, y cuando empiezas a ver las cosas a tu alrededor así, te alarmas, y te pegas un susto de la mierda. Realmente nunca me imagine como seria mi vida sin mi madre. No estaba listo, ni preparado para a vivir sin ella. Es por eso que me pongo a reflexionar sobre mi vida, y el lugar emocional en donde me encuentro.

Esa es la razon principal por la cual la ansiedad logra tomar control de mi. Pensamientos acerca de mi mortalidad constantemente invaden mi mente y me obligan a reconocer que no se ha logrado absolutamente nada importante, y que mi vida actual esta incompleta. Recordar esos momentos horribles en el hospital viendo a mi madre dejar de existir lentamente y darme cuenta que nuestros sueños compartidos quedaron incompletos. Sentir la fragilidad de nuestra triste, corta y transitoria existencia. Todo eso es lo que me causa una intensa y poderosa cronofobia aguda.

No sé si lo que realmente necesitamos es que nos suceda algún tipo de tragedia fuerte para poner en orden nuestras prioridades. Pienso que las tragedias son las mejores fuentes de inspiración para el ser humano. Son pensamientos asi que me ponen un poco transcedental, pensar que el tiempo se acaba lentamente es agobiante. Y es asi que estoy aprendiendo a difrutar de momentos y cosas que antes no disfrutaba. Ahora encuentro lo bueno y lo hermoso en las cosas mas simples. Las cosas cotidianas del dia a dia me dan gusto, algo que antes no sabia apreciar. Ahora mi cabeza se encuentra amueblada de mejores ideas y tengo otras prioridades, y asi, en mi tristeza, en mi desolación, en mi duelo, siento que soy mucho mas feliz, por que se muy bien que ahora esos elementos son parte integral de mi vida y de mi identidad. Comprendo que he llegado a un punto en el que me siento super cómodo conmigo mismo, en el que siento que hay cuerda para rato. Por eso mismo ya no le doy importancia a cosas que antes robaban mi tiempo y energia y solo me concentro en lo que realmente me interesa y eso incluye a cosas del trabajo, amistades, familia etc. Si no agregan algo de valor e importancia a mi existencia o a mis planes, entonces no existe ningun lugar importante de relevancia en mi vida. 

Lo mas importante que estoy logrando en esta etapa actual es la reconciliación con mi pasado, reconciliandome con el paso del tiempo, las ocasiones perdidas y abrazando las segundas oportunidades que esta nueva etapa de mi vida me esta brindando. Quizás ese es el resultado de la intensidad de una vida vivida a full, llena de excesos, buenos y malos, y de la que afortunadamente estoy salíendo con buen pie. Se que debo darle tiempo al tiempo para cumplir con las cosas que quiero lograr, pero la ansiedad y el terror de que se me acabe el tiempo sin que mis planes vean la luz del dia me envuelve completamente.

Han pasado casi diez años desde que cambie el rumbo y desde entonces creo que mi calidad de vida ha mejorado bastante. Las resacas son contadas, me he vuelto mas analítico, mas ordenado. Tengo tantos planes y proyectos por realizar. Ahora que estoy dando mis primeros pasos en el mundo de los guiones, tarareando en las letras, convertiendome en un experto y conocedor de vinos y mezcales. Escribir algo en un formato más largo, meterme más en la música, el cine, el mundo creativo. Montar un bar, viajar por el mundo con mi mujer. Pensar que la vida se escapa, que el tiempo es limitado es súper agobiante. Es ahí cuando la cronofobia aparece y la ansiedad me envuelve. Pero la acepto y me acostumbro a vivir con ella, por que siento que está relacionada con el deseo de vivir la vida con intensidad,  y disfrutarla plenamente.

Se que todavía me queda mucho camino por delante, y me doy cuenta que ya no hay vuelta atrás. Sobre todo siento que aun tengo una inquietud personal hacia lo desconocido, por explorar cosas nuevas y salir de mi zona de confort. Es una busqueda insaciable hacia nuevos retos. Me siento muy a gusto con mi situación actual, la cual coincide con una situación emocional y sentimental muy buena. Una situación sentimental sana y estable. Ya se acabaron los tiempos en los que huía de mi forma de ser; ahora me enfrento a mi realidad y me atrevo a elegir una vida, sin poner parches, aunque esto implique que de un momento a otro se cuele en mi mente la ansiedad y la cronofobia.

Happy New Year! Feliz Nueva decada.

*Summers of Grief

Summer means many different things for many people; for some, it means warm sunny days; for others, vacations, beach time, backyard grillings, and so on, but for me, it reminds me of time spent grieving and suffering. It reminds me of that awful summer season in 2016 when for the first time, I felt utterly alone in this world. The summer of ’16 was hell; it came immediately after my mother’s death. I have no real clue how I made it through in one piece. There were a few loved ones around me during this tough period, trying to ease the pain and help me cope, but the void mom left behind was abysmal and impossible to fill. There is this mix of anger, fear, and regret every time I think of what life is like without her. Those thoughts and emotions make up most of my days.

My life has been an insane rollercoaster ride these last three years. Three years spent at the edge of madness. I know I sound a bit dramatic, but just like I wrote in a previous blog: “When you live your life, moving through grief and pain, that is how you truly discover the meaning of your life.”

img_0913Two Summers have come and gone (this will be my third), and I still find it very hard to accept that I will never see her again, that I will never spend another Summer with her. I still have days when I find myself planning something fun to do with mom; I catch myself thinking, “I should give mom a call, see what she wants to do,” before realizing that she is actually fucking gone.

She died in March, right at the beginning of Spring. I went through Spring and headed into Summer of that year consumed by grief, and when I think back, I do not even know how I was able to cope through “the summer of grief and desolation,” as I like to refer to it. It was the darkest summer I have ever experienced, and I got through it without losing my mind or killing myself, but I came close, very close.

img_0845The Summer before her death, eight months before her death to be exact–we took a quick weekend trip to Atlantic City, and I had no idea that it would be the final trip I would ever take with mom. I have bittersweet memories of that final trip. We had so much fun together that weekend. We laughed like never before; she made me take so many photos of her. We went to the casinos, where she won a few bucks on the slot machines. We walked the famous Atlantic City Boardwalk together, we had cocktails on the boardwalk, beers, and more cocktails at the Tropicana Casino, and we even took a pleasant long beach stroll. It was our final beach stroll together, to be precise. It was all very poetic when I think about it. Perhaps her death was already predetermined to occur, and this trip was, in a way, how the universe was preparing both of us to say goodbye to each other.

db16ee8f-a41a-4d3c-8541-4a4020585df4As I go through the photos and videos from that trip, I cannot help but overanalyze them. I see mom, I see her face, I see her hands, and I can see a map of a life of hard work, a life of sacrifice. I look at her, and I wonder if she was ever truly happy. I see in her eyes memories of anguish, of a broken heart. I wonder how she felt those last few days, those last few hours before she succumbed to the aneurysm that finally stole her from me.

I think back to those long conversations we had the previous few years, those conversations about her childhood, about her marriage, about her family, and the tragic aftermath of the narco-economy from which we rose and eventually fell victim as a family. All those conversations are still vivid in my memory, and I cannot help but feel that perhaps the heavy burden of a life lived strenuously and relentlessly in some way contributed to her death, contributed to her brain to say: “we had enough finally.”

595c2a09-d4d8-41e7-9459-4908d789ef9aI have not accepted the fact that she is dead yet. Three years, three summers, and I have not come to terms with her death. I walk around pretending to be a normal productive member of society, but I am not; I’m just a wounded man wandering through life, trying to make sense of things. The grief manifests itself the hardest when I get home late at night, after a long day of work. When I am sitting there on the couch taking my boots off, and I’m all alone with my sad reality, with the fact that I’m all alone with my grief. However, the process of grieving is an incomplete one, it will never be complete until you reach the end of your life, and everything comes together, and you are finally reunited with your loved ones.

Reduction of grief is achievable but challenging to achieve. Grieving can turn into clinical depression, especially if you are completely consumed by grief and do not have anything coming into your life that supports joy, happiness, or anything to look forward to. It can even make your metabolism stop producing serotonin or the other chemicals that you need to allow good feelings and positive thoughts into your life. It is essential to understand that and figure out your own way of how to cope with it and not let it kill you. 

img_0899What I have done these last three years to better cope with my grief is to change the context of grieving. I realized that it is not about letting go, but in actuality, it is all about continuing to carry on and go on living alongside with your grief. Yes, to continue to go on with your life side by side with your grief. I am making it an integral part of my being. Journaling and meditation are my main tools to cope with grieving. I go right into the memories, and I journal everything that I can remember of our time together, of our conversations, my childhood memories, my frequent dreams with mom, and so on. I was not ready to be alone that Summer. I was not prepared to live my life without her in it, and I was not prepared to face the world without her. That is why summer will always be a trigger point of grieving for me.

Every summer is going to be the same all over again. The heat of summer will symbolize the hell that I must go through every summer season. Grief will always be there, waiting for me faithfully every summer until I die. Moreover, for most people, there will be future summers of beach time, backyard grillings, vacations, and many fun activities. Still, given what summer truly represents to me, it will always be a season of grief.

*11-01-18 (El Día de los Muertos y Todo Santo)

Escuche por ahi, que nunca se debe mirar hacia atrás, por que el pasado es un bosque repleto de horrores. Esa frase me llevo a entablar un dialogo con mi conciencia, y a meditar sobre el Pasado, el presente y el futuro.

Olvidarnos de olvidar es un concepto interesante, pero casi imposible de poner en practica. Nuestra condicion humana nos programa constantemente a mirar hacia atrás y recordar el pasado. Especialmente en un día como hoy en el cual distintas culturas alrededor del mundo celebran y recuerdan a los que ya no existen en el reino de los vivos. Las tradiciones de El Día de los Muertos y Todo Santo son tradiciones muy similares, pero igualmente distintas. Todo santo es considerada una tradición Cristiana que empieza desde la noche del 31 de Octubre (víspera de Todo santo), y continua el 1ro de Noviembre con el Día de todos los Santos, y termina el 2do de Noviembre con El Día de los Difuntos.

En Europa estas tradiciones se pueden remontar a tiempos precristianos (tradiciones, Druidicas, Célticas). En Latino America, especialmente en Mexico El Día de los Muertos es una celebración de origen precolombina con algunos variantes entre regiones del sur de Mexico y Centro America. Las tradiciones precolombinas consideradas paganas o no cristianas tienen algunas similitudes a las cristianas, las cuales incluyen visitas a los cementerios, llevar ofrendas, rendir tributos, llevar objetos, comidas, bebidas etc.

Todos aquellos que hemos perdido alguien importante en nuestras vidas, observamos este día de una manera especial. Yo cargo conmigo un luto eterno, y no necesito un día especifico para recordar a quien ya no está. El duelo y la desolación después de la muerte de mi madre son parte de mi nueva identidad y de mi vida diaria. Pero eso no significa que mi vida sea triste y oscura, mas bien yo diría que mi vida tiene un significado mucho mas claro y profundo.

Pero hoy es un día emblemático para mi, especialmente por que mi madre era una persona super religiosa, super fiel a los ritos y tradiciones Cristianas. Las velas, los santos, las oraciones, las procesiones en las tempranas horas de la madrugada, todas esas costumbres fueron parte muy importante de su personalidad y su desarrollo como ser humano. 

El tiempo tiene la osadía de pasar sin hacer mucho ruido, y no pasa en vano. Con el paso de los años la vida se vuelve excesivamente peligrosa. Un mal paso, una mala decision pueden ser fatal para tu futuro. De pronto llega el momento cuando te das cuenta que los años han pasado y ni siquiera has empezado a vivir plenamente.

Es ahi mismo, en ese momento de claridad, cuando te das cuenta que necesitas evaluar tus prioridades, y ser honesto contigo mismo.  Tienes que tomar decisiones, y acciones con mucho mas cálculo, frialdad y determinacion. Debe existir un plan claro y especifico para cada paso o rumbo que decidas tomar. Tienes que evaluar las posibles consecuencias de una manera mas clara y real.

Empezar de nuevo no es fácil, y mas aun cuando tienes que dejar aun lado todo lo que alguna vez creíste valorar y creer importante. Metafóricamente hablando, decidí quemar todo mi pasado, y con las cenizas construir una nueva vida. Se puede decir que le di un toque pagano y espiritual a mi existencia.

Y es así mismo en fechas como estas cuando debemos tomar conciencia sobre nuestra frágil y corta existencia. Todos estamos condenados a morir eventualmente, es la única forma de librarnos de esta prision terrenal y carnal que ocupamos. Aprender de los que ya no están viviendo con nosotros y usar esas lecciones de vidas ya extinguidas para vivir con claro objetivos y determinación. Solo le pido al universo, a los dioses ocultos, y especialmente a mi madre que sigan iluminando la oscuridad que existe enfrente de mi camino hacia la luz eterna.

*TRIGGER POINTS OF MY GRIEF

Those of us who have lost someone special to us know too well how severe grief can be, especially if it is someone significant like a parent or a spouse. Grief is defined as great pain or sorrow caused by someone’s death. In my case, everything causes pain; any activity or memory associated with my mother triggers so much grief and longing because just about everything reminds me of her. Suddenly, grief is making me grieve things I didn’t know I could grieve, like food, music, tv, films, and places.

This last one is particularly tough. Because even if I go to a place like Starbucks to get a cup of coffee, something mundane to most of you like grabbing a cup of coffee at Starbucks reminds me of my mother. It reminds me of our ritualistic weekends together, having coffee (mom would always have some type of iced coffee). I look around the coffee shop, and I see people sitting around chatting, working on their laptops, or just merely lounging away with some type of caffeine-infused beverage. I realize that mother and I would never ever share a caffeine-infused beverage together in Starbucks again. Something straightforward as that triggers grief, like you wouldn’t believe.

The other night I was flipping through channels and landed on HBO; they had the original Robocop (1987) movie playing. I was immediately riveted to the time when mom took me to the movie theater to watch Robocop together way back in 1987. So, needless to say, every time I make my way into a movie theater, the memories of our countless outings together to the movies immediately come to life, and I find myself back in time, reliving those moments all over again. Little things like that awaken an overwhelming sense of nostalgia and sadness. People always say stupid things like, “oh, your mother is there with you,” what a bunch of bullshit…..Of course, she is not.

Consolation phrases like those are useless and do not help make things better. The so-call “next world” is irrelevant to me, as I’m still in the early stages of the grieving process (and yes, two years is absolutely early in the grieving process); if you disagree, then you haven’t suffered this type of loss yet.

My only focus is this life, not the next. Although to better understand death, I spend a considerable amount of time reading, researching, studying subjects like; Life after death, near-death experiences, parallel universes, reincarnation, and a bunch of other esoteric, supernatural topics, but I still can’t wrap my head around her death, and this overwhelming need of having her here with me. Maybe I’m selfish, perhaps my way to grieve is different from how ordinary people grieve, but I’m not an average person, so I have my own personal unique approach to grieve. I don’t want to hear people say that due to her brain-aneurism, she was not going to be the same if she survived, but that is not the issue at hand. Did I want her to live while suffered living in a limited-vegetated state? Of course not. But this is my grief, not yours, and not anyone else’s. I was the one who watched her lay on that hospital bed, not responding; I was the one who watched her lay lifeless, kept alive by a machine while her brain no longer responded. I was the one who witnessed when she took her last breath and officially died. Nothing anyone says can provide me with any sort of comfort from that experience.

Ultimately grief is my enemy and, at the same time, is my ally. While it causes me deep pain, it also fuels me. Reality and my own personal logic do not work together, but it is my own individual logic, and while it may be absurd to some, it makes perfect sense to me. This journey through grief will be a long one; it will be with me for the duration of my existence in this realm; we call the “real world.” It will be an integral part of my life until I die and I get to the “next realm,” but my only concern, as I’ve stated earlier, is only this life, only this world, which is the only thing relevant to me right now.

*03-13-18

Hoy se cumple dos años de que mama dejo esta dimension…. el peso y dolor de su muerte no deja de ser profundo. El vacío sigue siendo abismal, nada, ni nadie puede llenar ese vacío.

Los días pasan, y seguirán pasando. vendrán mas aniversarios de su muerte, vendrán mas navidades, vendrán mas cumpleaños. Lo único constante que queda es su influencia, y sobre todo sus enseñanzas.

Cada vez me estoy dando cuenta, que en su paso por esta vida ella tuvo muchas funciones; fue madre, hija, esposa, abuela etc. Pero mas allá de todo eso, pienso que su función principal fue de guía y maestra en mi vida.

Hoy estaba recordando el libro de Brian Weiss “Muchas Vidas, Muchos Maestros”, y no pude evitar encontrar la conexión entre las ideas propuestas en ese libro, con la influencia que sigo recibiendo de mi madre. Veo claramente la forma que ella me sigue llevando de la mano, aun a travez de la muerte. De la misma manera que me guiaba de la mano cuando era niño, de la misma manera que me guío hacia este país, de la misma manera que me guió cuando deje de ser un niño, y ahora que soy un hombre, que tal vez mi nivel de vulnerabilidad no es igual que cuando era un niño, quizás ahora es cuando mas la necesito a mi lado.

Estos dos años obviamente han sido de muchos cambios, seguir adelante no es fácil, especialmente cuando cargas contigo día tras día el recuerdo de la persona mas importante de tu existencia. Cuando cargas contigo recuerdos profundos. Creo que es parte de la maldiccion que tenemos los tipos como yo, personas que sentimos mucho, que somos amantes del dolor y la nostalgia.

Quizás esos sentimientos son los que nos arman de poder para seguir adelante, quizás esa sensibiliad emocional es la razón por la cual todavía la puedo sentir cerca de mi. Quizás es la razón por la cual me visita en mis sueños. No lo se, quizás algún día tendré una mejor idea.

Mientras tanto sigo adelante, sabiendo que no estoy solo, que tengo mi guía y mi maestra, guiándome y enseñándome desde el otro lado. Gracias por ser mi madre, gracias por ser mi maestra,

*02-10-18

Today is the anniversary of my mother’s birthday, and it has been two years since she left this realm. Perhaps the most awful thing about my mother being dead, it is the fact that her death repeats itself every single day like it just happened all over again.

There is no cure for grief, and there is no substitute for grieving, but to understand the process and to understand the transition from living in the material world to living in the spiritual world may perhaps be the best way to ease the pain of grief. For my part, all I can attest is that when you live your life, moving through grief and pain, that is where you discover the meaning of your life.

When she was alive, I knew she was the reason I felt safe and secure in this world. Now that she is gone, I still feel safe and secure, ’cause I know she is watching over me.

*Penumbra en noche buena

Penumbra= Situación en que hay poca luz pero no se llega a la completa oscuridad. Una especie de eclipse parcial que hay entre la parte que esta iluminada y la que esta completamente oscura.

Repaso muy seguido la conversación de nuestra ultima cena, y el filo de las repeticiones me hace ver que tal vez todo tiene un significado. Ya han pasado dos “noches buenas” sin ella, y las historias, recuerdos, charlas grabadas en mi memoria a traves de los años se repiten constantemente. Me parece que con el paso del tiempo el dolor de no tenerla cerca es mas fuerte que los recuerdos de los buenos momentos con ella (los cuales fueron muchisimos), quizás lo peor es que mientras el regocijo de los buenos recuerdos invaden tu memoria es difícil no sentir horror cuando al final de aquellos recuerdos te das cuenta que esos momentos nunca mas volverán.

No hay día que no me acuerde de ella, no hay día en que no me paré a pensar en ella en algún instante por uno u otro motivo. Nostalgia, mezclada con los recuerdos acumulados se juntan para que la sensación de presencia sea siempre más fuerte y no se desvanezca. En realidad no se puede dejar de contar con alguien simplemente por que ya no podamos verla. Todos aquellos que han perdido un ser querido seguramente comparten esa misma sensación.

Dicen que hay que darle tiempo al tiempo, y dejar que todo fluya naturalmente. Pero en estas fechas festivas es difícil para mi no sentirme triste. Ese dolor es inevitable en estas fechas. Desear una “Feliz Navidad” se hace muy difícil, especialmente si existe un vacío en nuestro corazón. La Navidad para mi madre era un evento super importante, era algo que iba mas allá de los regalos o la comida. Era la noche buena, la noche en que nuestra familia se juntaba y dábamos una recopilación al año transcurrido. Por veinte dos años mama, mi hermana y yo pasamos la noche buena juntos en familia. Lo peor de todo es saber que cada año tendremos que enfrentarnos a ese dolor y a ese vacío igualmente que a la primera Navidad que pasamos sin ella.

Me propongo a intentar buscar la forma de que estas fechas sean lo más agradable posible, puesto que nombrarla, pensarla, brindar o poner una vela por ella aunque derrame algunas lágrimas, me reconfortará en cierta forma por haber podido honrarla. Pienso que eso es lo que ella hubiera deseado. Así que en esta noche hare tres cosas en su honor:

1. Un brindis: Recordare a mi madre en esta noche buena con algunas palabras que vayan dirigidas directamente a ella. Recordar la alegría con cual ella celebraba esta noche al tener a sus hijos con ella a su lado.

2.Recuerdos felices: Así como exprese en el primer paso, en vez de ponerme triste por su ausencia, recordare los momentos más divertidos que pasamos en otras Navidades. Mirare viejas fotos y videos. Esos recuerdon me transportaran a un pasado surrealista donde todo era normal y aun no sentiamos el acecho de la muerte.

3.Una vela: Agradecer por lo que tengo y por todo lo que ella me dio. Gratitud por las cosas buenas y las personas importantes que existen en mi vida. Gratitud por todo lo que ella hizo por mi y por mi hermana. Por haber sacrificado su propia felicidad por darnos una mejor vida.

Esa penumbra que siento en estas fechas hace que me sea difícil disfrutar y celebrar la Navidad como antes. Pero trato de entender que celebrar estas fechas no significa olvidar a quien no está, sino que de forma contraria significa aceptar que ella ya no está, aceptar ese vacío, recordarla pero seguir viviendo y disfrutando del legado que ella dejo con nosotros, y de que hoy por hoy, de alguna forma u otra ella sigue estando con nosotros

*08-21-17

Estamos a mediados de 2017, un año que hasta ahora va marcando una etapa de ruptura en mi vida, una etapa en la cual siento que ya no me ando con rodeos y mis acciones son cada vez más poderosas. Tarde o temprano, parece que nadie puede escapar de ese punto de desviación o torcimiento que marca la existencia.

Eso es gran parte de la belleza de la vida, del tiempo, y de los años. Empezar a ser más tú es un proceso complicado porque el hecho de aceptarse a uno mismo es quizá, uno de los actos más heroicos del ser humano. Recuerdo que una vez mi madre me dijo que es imposible sobrevivir décadas de vida, sin que la vida te pase factura.

Dejar el pasado atrás y volver a reinventarme, es primordial para mi sobrevivencia, para mi futuro y para mi salud emocional. Llevo mucho tiempo huyendo de mí mismo, y ahora mas que antes, me encuentro mirando más hacia dentro que hacia afuera. Es un cambio interior y exterior.

Este año ha sido hasta ahora un reflejo del año pasado, que no fue especialmente bueno, en cierta forma fue un poco montaña rusa a nivel emocional. En este punto admito que escribir se ha convertido en algo “curativo” para mi. Aunque las cosas mas fuertes y personales nos las publico al Blog, solo me las guardo para mi, quizás mas adelante publicare algunas cosas. Descubrí que sacar todo lo que tengo dentro de mi escribiendo es una terapia buenísima, y en cierta forma me ahorra mucho en psicólogos.

Ahora llevo una rutina más ordenada, disfruto más del día a día.  La balanza de la escala de valores cambia a través del tiempo, por eso mismo disfruto mas de las pequeñas cosas que tal vez alguna vez no supe valorar profundamente. Disfruto mas de mis relaciones, disfruto mas de la música, del cine, y de mi colección extensa de vinos Españoles. Al mismo tiempo disfruto mas del amor y de todas sus consecuencias. Todos somos deudores de nuestro pasado, y hagas lo que hagas, hay que ser coherente con él.

Es obvio que mi vida ahora es completamente disttinta, que ya nada es como antes y que ya nada es igual. Y ya conozco muy bien el significado de tocar fondo. La evolución de mi conciencia va transformando mi relación conmigo mismo. Entiendo que la vida es un instante y el tiempo nos pasa a todos por delante…..Reflexiono y creo que ahora soy una persona mejor.