*Mayo Siempre es Duro

Este confinamiento me pone mucho mas reflexivo que antes…. Me paso este mes reflexionando sobre esta crisis global por la que estamos viviendo, y no puedo evitar sentir cierto alivio que mamá no este pasando por estos momentos de tanta incertidumbre. Me imagino la ansiedad que ella estuviera sintiendo en estos momentos, y en cierta forma me alegra que no este sufriendo ni pasando por esta experiencia con aires apocalípticos por la que estamos viviendo.

Pero al mismo tiempo, extraño mucho a mi madre, y daría cualquier cosa por escuchar su voz una vez mas — Escuchar en el tono de su voz esa preocupación por mi bienestar que yo solía sentir al escuchar su voz cuando me llamaba. Especialmente en estos meses que me he sentido un poco down, no sintiéndome muy bien. 

Pero ahora ya me encuentro razonablemente mejor. Volviendo a sentirme mas normal. 

El mes de Mayo siempre es duro… es el mes de las madres. Ya han pasado cuatro largo y miserables años desde que mamá se fue. 

Digo que han sido miserables por la falta que ella me hace, y no por la calidad de vida que llevo, la cual es mucho mejor que antes. Mas bien me refiero al luto que llevo conmigo permanentemente. 

Y no puedo evitar sentirme solo…. pensar que la única persona que estaba dispuesta a dar su vida por mi, ya no existe.

Aunque se muy bien que no estoy solo — que tengo gente cerca que me aprecia y disfruta mi compañía. Mi soledad esta centrada en una nostalgia de algo y alguien que ya no existe. Entiendo muy bien la naturaleza de la vida….pero eso no quiere decir que la acepte. 

Vivir es una experiencia solitaria — Todo lo que sentimos y todas nuestras experiencias como seres humanos son experiencias solitarias. Nacemos, vivimos y morimos solos…sin importar cuantas personas tengamos a nuestro alrededor. Cargamos con todo el peso de nuestra humanidad solos.

Mi única familia inmediata por 24 años fueron solamente mi madre, mi hermana y nadie mas. Fuimos una familia de tres y ahora quedamos dos. Recogiendo los pedazos y empezando de nuevo lentamente…. día por día, semana tras semana, mes por mes, año tras año. 

Ahora mi madre ya no existe, y mi hermana vive en otra ciudad lejos de aquí. 

Vivo lejos de todo lo que por 24 años fue nuestro hogar. Lejos de aquellas calles, edificios, restaurantes, y lugares que siempre me recordaran a mamá. Tenia que alejarme de todo aquello que me traiga recuerdos de momentos vividos, las alegrías, las tristezas y todas aquellas experiencias compartidas.

El exilio era mi única opción — y quizás por eso es que me siento tan solo….  

Mi soledad es triste, pero es justa. Es lo que yo quería, es lo que yo busque, es lo que yo necesitaba.

Yo todavía era un niño cuando mamá tomo la audaz decision en dejar toda una vida atrás — dejar a su familia y emigrar a Virginia. Se enfrento a la realidad de un mundo desconocido e incierto completamente sola — Y lo hizo con huevos de hierro. 

Todavía recuerdo esa noche oscura y tibia, cuando nos despedimos de la familia en el aeropuerto. 

Esa noche en al aeropuerto parecía que aquellas despedidas eran solamente algo provisional, y no adios un para siempre. 

En esa noche oscura y tibia de Febrero, mamá abrazo y sintió el calor de su familia por ultima vez —Después de esa noche, mamá nunca mas volvió a ver a su familia.

Dia de las Madres (Mayo, 2007)

Pero al mismo tiempo, se muy bien que ella estaba feliz con su vida en Estados Unidos…. con su estilo de vida, y con su rutina. Estaba resignada a vivir acá con sus dos hijos — Muchas veces me confeso sus deseos de vivir el resto de sus días cerca de nosotros. Me hablo tantas veces de lo que teníamos enfrente por lograr los tres. Ella quería que volvamos los tres a vivir bajo el mismo techo…. quizás para mi hubiera sido un poco difícil, por que yo ya tenia planes de mudarme a New York City—su muerte, acelero mi cambio de ciudad. Pero al mismo tiempo, estoy completamente seguro que mi hermana y ella hubieran vuelto a vivir juntas eventualmente, de eso no tengo la menor duda. 

En estos momentos de tanta incertidumbre, me imagino a mamá sentada sublimemente en el balcón de su apartamento — en ese apartamento donde ella vivió sus últimos años sola, la imagino un poco triste, con su mente envuelta en pensamientos de nostalgia y soledad. Me imagino a mamá recordando esa noche oscura y tibia de Febrero, cuando abrazo y sintió el calor de su familia por ultima vez. 

Mis intensas y personales conversaciones con mamá durante tantos años viven permanentemente en mi conciencia. Es allí donde ella sigue existiendo. Es allí donde nos volvemos a encontrar… donde volvemos a conversar intensamente.

Eso es lo mágico de la perdurabilidad de su memoria — Es precisamente allí donde, a mi parecer, reside eternamente el verdadero amor.

Quizás por eso es que me he puesto a pensar últimamente en la nostalgia y soledad que mamá debió haber sentido en todos esos 24 años lejos de su familia. Puedo entender muy bien lo que ella debió haber sentido. Tal vez por que ella y yo compartimos muchas cosas en común — una sensibilidad profunda por el pasado, por ejemplo.

Siempre fuimos nostálgicos por naturaleza.

Admiro su fortaleza por haber dejado una vida atrás y empezar de nuevo con garra y tenacidad. Admiro su incansable búsqueda por ser feliz, y por una mejor vida — Para mi, todo eso es como una fusion nuclear de inspiración para seguir viviendo. Las promesas incumplidas ahora están envueltas en nostalgias. 

Emigrar a este país fue algo que me toco tiempo entender bien, y dejarme acá solo, fue como un regalo que estoy recién aprendiendo a apreciar. Y ahora mas que nunca…entiendo mas claramente a mi madre. 

¿Pero cómo no voy a entenderte mamá?…..Si tu y yo compartimos esa misma nostalgia y soledad.

Dia de las Madres (Mayo, 2011)

*Cronofobia En Fin de Año

Cronofobia: Miedo irracional y enfermizo al paso del tiempo que crea ansiedad a la persona que lo sufre.

Eso es exactamente lo que estoy sintiendo últimamente; una cronofobia aguda.

Me obsesiona el paso del tiempo, es una idea constante en mi cabeza. Según vas creciendo, cumpliendo años vas viendo el paso del tiempo como algo mas alarmante y al mismo tiempo como algo aterrodador….aunque es importante notar que no es un miedo a envejecer, para nada. Envejecer es un concepto que no me asusta, especialmente cuando considero tener una calidad de vida relativamente buena y mejor que antes. Mas bien es una cronofobia concentrada en el miedo de que se acabe el tiempo sin cumplir las cosas que quiero hacer. Especialmente en fechas como estas, en el mes de Noviembre que acaba de pasar observe el mes de mi nacimiento y en este mes de Diciembre observamos el fin de un año mas. El fin de otra decada, y el 2020 ya esta a la vuelta de esquina.

Pensar y tener planes a largo plazo puede ser un poco aterrador. Puedo decir que todavia no me ha llegado esa crisis existencial que suele ocurrir con tipos de mi edad, y aunque me concentro muchisimo revisando pasajes claves de mi pasado mas reciente, pasajes que me hacen recordar momentos criticos de mi vida. En 2010 cerré una etapa y abrí otra, decidi tomar otro rumbo, el cual ha sido un camino de casi diez años. Un día me desperté y me di cuenta que ya no me gustaba nada y necesitaba hacer cambios. Decidí cambiar el rumbo, cambiar mi estilo de vida y reinventarme.

Ese cambio de rumbo produjo momentos criticos en mi vida personal, y mas aun si hablamos de la muerte de mi madre en el 2016, que fue el punto mas bajo de toda mi existencia. Fueron momentos muy duros donde la tristeza, el duelo y la desolación clavaron su bandera en mi vida, y ahora mis días se componen de todos esos elementos, aunque en realidad es el duelo el que más pesa en esta balanza.

Despues de la muerte de mi madre mi vida cambió violentamente, de esa experiencia llegaron cambios que giraban alrededor de mi forma de vivir y ver la vida. Soy un poco alarmista cuando hablo de mi estado de animo, pero immediatamente después de su muerte empeze a ver la vida más cerca de la tristeza que de la alegría, y cuando empiezas a ver las cosas a tu alrededor así, te alarmas, y te pegas un susto de la mierda. Realmente nunca me imagine como seria mi vida sin mi madre. No estaba listo, ni preparado para a vivir sin ella. Es por eso que me pongo a reflexionar sobre mi vida, y el lugar emocional en donde me encuentro.

Esa es la razon principal por la cual la ansiedad logra tomar control de mi. Pensamientos acerca de mi mortalidad constantemente invaden mi mente y me obligan a reconocer que no se ha logrado absolutamente nada importante, y que mi vida actual esta incompleta. Recordar esos momentos horribles en el hospital viendo a mi madre dejar de existir lentamente y darme cuenta que nuestros sueños compartidos quedaron incompletos. Sentir la fragilidad de nuestra triste, corta y transitoria existencia. Todo eso es lo que me causa una intensa y poderosa cronofobia aguda.

No sé si lo que realmente necesitamos es que nos suceda algún tipo de tragedia fuerte para poner en orden nuestras prioridades. Pienso que las tragedias son las mejores fuentes de inspiración para el ser humano. Son pensamientos asi que me ponen un poco transcedental, pensar que el tiempo se acaba lentamente es agobiante. Y es asi que estoy aprendiendo a difrutar de momentos y cosas que antes no disfrutaba. Ahora encuentro lo bueno y lo hermoso en las cosas mas simples. Las cosas cotidianas del dia a dia me dan gusto, algo que antes no sabia apreciar. Ahora mi cabeza se encuentra amueblada de mejores ideas y tengo otras prioridades, y asi, en mi tristeza, en mi desolación, en mi duelo, siento que soy mucho mas feliz, por que se muy bien que ahora esos elementos son parte integral de mi vida y de mi identidad. Comprendo que he llegado a un punto en el que me siento super cómodo conmigo mismo, en el que siento que hay cuerda para rato. Por eso mismo ya no le doy importancia a cosas que antes robaban mi tiempo y energia y solo me concentro en lo que realmente me interesa y eso incluye a cosas del trabajo, amistades, familia etc. Si no agregan algo de valor e importancia a mi existencia o a mis planes, entonces no existe ningun lugar importante de relevancia en mi vida. 

Lo mas importante que estoy logrando en esta etapa actual es la reconciliación con mi pasado, reconciliandome con el paso del tiempo, las ocasiones perdidas y abrazando las segundas oportunidades que esta nueva etapa de mi vida me esta brindando. Quizás ese es el resultado de la intensidad de una vida vivida a full, llena de excesos, buenos y malos, y de la que afortunadamente estoy salíendo con buen pie. Se que debo darle tiempo al tiempo para cumplir con las cosas que quiero lograr, pero la ansiedad y el terror de que se me acabe el tiempo sin que mis planes vean la luz del dia me envuelve completamente.

Han pasado casi diez años desde que cambie el rumbo y desde entonces creo que mi calidad de vida ha mejorado bastante. Las resacas son contadas, me he vuelto mas analítico, mas ordenado. Tengo tantos planes y proyectos por realizar. Ahora que estoy dando mis primeros pasos en el mundo de los guiones, tarareando en las letras, convertiendome en un experto y conocedor de vinos y mezcales. Escribir algo en un formato más largo, meterme más en la música, el cine, el mundo creativo. Montar un bar, viajar por el mundo con mi mujer. Pensar que la vida se escapa, que el tiempo es limitado es súper agobiante. Es ahí cuando la cronofobia aparece y la ansiedad me envuelve. Pero la acepto y me acostumbro a vivir con ella, por que siento que está relacionada con el deseo de vivir la vida con intensidad,  y disfrutarla plenamente.

Se que todavía me queda mucho camino por delante, y me doy cuenta que ya no hay vuelta atrás. Sobre todo siento que aun tengo una inquietud personal hacia lo desconocido, por explorar cosas nuevas y salir de mi zona de confort. Es una busqueda insaciable hacia nuevos retos. Me siento muy a gusto con mi situación actual, la cual coincide con una situación emocional y sentimental muy buena. Una situación sentimental sana y estable. Ya se acabaron los tiempos en los que huía de mi forma de ser; ahora me enfrento a mi realidad y me atrevo a elegir una vida, sin poner parches, aunque esto implique que de un momento a otro se cuele en mi mente la ansiedad y la cronofobia.

Happy New Year! Feliz Nueva decada.